Iglesia de San Juan Bautista de Corias

La larga historia del monasterio de San Juan Bautista de Corias ha pasado por tres etapas distintas. Fue construido entre 1022 y 1044 como el más importante y rico monasterio de benedictinos de todo el occidente astur. Parte de su dotación fundacional provenía del antiguo monasterio de San Martín de Besullo, fundado en el siglo X.

 

En el siglo XVI se derribó parte del viejo monasterio románico y se reformó en estilo renacentista para, finalmente, en 1744, tras un incendio del que solo se salvaron la iglesia, la sacristía y la biblioteca, reconstruirse y ampliarse bajo la supervisión de Ventura Rodríguez que proyectó un edificio de grandes proporciones de estilo neoclásico que integra perfectamente su antigua iglesia renacentista.


El monasterio es conocido como “El Escorial de Asturias” por su aspecto imponente y se decía de él que tenía tantas ventanas como días tiene el año. Su planta, un gigantesco rectángulo de más de siete mil metros con una crujía central y dos claustros interiores, su fachada austera y su aire severo recuerdan, claramente, a la fábrica herreriana. Sin duda, Corias es, en su monumentalidad, uno de los edificios más importantes del XVIII asturiano, donde destaca su original fachada con dos portadas destacadas para dar acceso al monasterio y a la iglesia respectivamente.

 

El edificio, tras ser desamortizado, tuvo distintas funciones como noviciado dominico, instituto laboral y centro de formación profesional.


En Julio de 2013 fue naugurado como Parador Nacional. En ningún Parador, excepto en Corias, los clientes comparten espacio con los antiguos inquilinos. Tras la adaptación del edificio, la comunidad de dominicos fue reubicada dentro del monasterio y, actualmente, se encargan de mantener abierta al culto la iglesia anexa. La pequeña comunidad está alojada en los espacios contiguos a la iglesia, en su fachada este.

 

Los dominicos llevan más de 150 años en Corias. Llegaron en 1860 a un monasterio vacío porque sus tradicionales monjes, los benedictinos, fueron exclaustrados tras la desamortización de 1836. Corias se convirtió en una referencia imprescindible para la orden ya que aquí comenzó la restauración de la Provincia Dominica de España y muchos de los dominicos que se formaron aquí fueron de misioneros a Asia y América. El convento de Corias ha tenido diversos usos: Estudio General de la Orden hasta los años treinta del siglo XX; Escuela Apostólica de la Provincia de España hasta 1957 y, a partir de esa fecha, Instituto Laboral. Desde su cierre en 1981, la comunidad atiende a algunas parroquias rurales del concejo de Cangas del Narcea.

En la planta sótano del Parador se han musealizado los restos de la iglesia fundacional del monasterio del siglo XI y se exponen maquetas y restos aparecidos en la excavación, como un sarcófago de la época.

La empresa canguesa Green Door Asturias lleva a cabo visitas guiadas al templo de San Juan Bautista de Corias, así como a la sacristía y a uno de los claustros del antiguo monasterio. Puedes  informarte de los horarios y precios de estas visitas en la Oficina de Turismo de Cangas del Narcea.

(Texto extraído de la página web de Paradores - www.parador.es/es/paradores/parador-de-corias)

Iglesia del Monasterio de Corias - Coro
Parador de Corias - Antiguo Claustro
Parador de Corias - Recreación de la antigua celda del abad