La Casona - Casa de los Llano-Flórez

La Casona de Besullo, en la actualidad
La Casona de Besullo, en la actualidad

Un incendio en 2006 acabó con este impresionante edificio que se levantaba soberbio sobre el pueblo de Besullo. Fue construida en 1897, en el solar que ocupaba la antigua casa solariega de los Llano-Flórez, del siglo XVI. De entonces se conserva la coqueta y muy deteriorada capilla privada de la Casa. 

Era aquella casa solariega un recinto fortificado, y cuenta la familia heredera que, a mediados del siglo XVIII, cuando el Monasterio de Corias sufrió el incendio que lo destruyó casi por completo, Pedro de Llano Flórez, su entonces propietario, viendo cercana su muerte y sintiendo temor de Dios, para purgar sus pecados y ganarse el cielo, desmontó partes del edificio amurallado a fin de donar la piedra para la reconstrucción del Monasterio. Algo más de un siglo después, su nieto Lorenzo derriba una construcción que hace aguas por todas partes y construye en su lugar el imponente edificio que, a principios del siglo XX, albergaría en sus bajos la escuela de Besullo, a donde vinieron destinados como maestros los padres de Alejandro Casona.

Su inmenso corral, su tamaño imponente, su muro perimetral y su portón herrado fueron los primeros escenarios de la fantasía infantil del dramaturgo, que veía aquella casa como un castillo para sus aventuras y de la que llegó a decir que fue su casa natal.

La Casona de Besullo antes del incendio
La Casona de Besullo antes del incendio